miércoles, 16 de mayo de 2012

Siempre es difícil auto describirse, sobretodo sin caer en el egocentrismo y en la auto desestimación; por esa razón empiezo diciendo lo que creo ser. Soy un chico al que le gusta la poesía y la música; lo cual puede parecer una combinación genial pero como toda virtud, esta viene acompañada de un defecto, bueno, ni tan defecto; aunque mi mama la considera como “la madre de todos los vicios”: la flojera, sí, soy flojo, prefiero dormir hasta tarde, prefiero descansar cuando me siento algo cansado y hasta a veces postergar mis deberes porque siento que mi cuerpo necesita un descansito… me he acostumbrado a hacer mañana lo que puedo hacer hoy, porque considero que es necesario analizar bien una acción a realizar, es por eso que me tomo mi tiempo, es decir lo que para mí es un análisis concienzudo de las acciones a realizar, para la sociedad y en particular para mi mamá es “flojera”; se que está mal, pero me alegra que cada vez “analizo menos concienzudamente”. 

A la vez no me gusta escuchar chismes ni chismosear pero me gusta conversar y que me conversen, sin embargo muchas veces sin darme cuenta ya estoy chismoseando; fuera de todo, no soy de aquellos que habla mal de alguien en medio de una conversación, a diferencia mía, un chismoso si lo haría, entonces me encuentro en un limbo, entre la chismoseria y la conversación casual. 

Por otro lado creo que muchas veces nos dejamos llevar por las apariencias pero basta conversar un par de minutos con alguien para poder calcular su peso en oro, es decir, ver cuánto vale; porque la experiencia me ha enseñado a gritos y regaños que una persona es lo que piensa y no lo que aparenta. En más de una ocasión sin antes conocerme me han juzgado como una persona seria, creída, pedante, ermitaña; lo cual solo hace que reafirme mi postura de que las apariencias engañan. 

Detesto que me mientan es por eso que trato de mostrarme leal y fiel, es cierto que en más de una ocasión he actuado mal, no he demostrado mi entereza y he sacado lo más cobarde de mi, algo que nunca pensé que existiese dentro mío, pero de esta manera, solo cayendo y sumiéndome en la más profunda depresión; pude darme cuenta de qué estaba hecho, cuán fuerte fui para reponerme, resarcir mis errores y seguir adelante. 

Soy muy intenso, con mucha energía y bastante sensible pero muy fuerte ante las adversidades. Adoro a mi familia, me encanta convivir con la gente, soy alegre y honesto. Optimista, soñador, cariñoso, excesivamente distraído, algo detallista, extremadamente orgulloso, aunque cada vez menos. Respetuoso, honesto y conservador. Celoso, desorganizado, ocioso, testarudo y terco. Sencillo y a la vez egocéntrico. Consejero e ingenuo. Paciente y protector. 

Me gusta caminar, reírme (también cuando estoy solo), hablar solo, cantar, ver el cielo, las nubes. Me gusta la naturaleza, jugar con los niños, me gusta escuchar, escribir, me gusta el color azul, me gusta hacer música. 

No soporto a la gente que es poco amable, y a quienes no saben reconocer que han fallado. Me abruma la gente demasiado confianzuda, como el dicho dice: les das la mano y se pasan hasta el codo o algunas veces hasta el cuello. 

Mi principal reto es ser coherente en lo que pienso y en lo que hago. Día a día trato de estar cuerdo pero mi locura puede más; defino locura como el punto de diferencia entre el normal y el especial, aquel que se deja llevar por la multitud sin chistar, y el otro que pregunta porque ir en la dirección por la que todos van. Pensar igual, muchas veces te hace cuerdo, y no está mal, debido a que la sociedad está construida en base a patrones aprobados por la misma; pero muchas veces hay que pensar dos veces el camino que se está tomando; es por eso que me considero loco; alguien que va contracorriente, alguien que en la vida ha asumido la premisa de pensar diferente, de actuar diferente, de ser diferente; ser normal no es malo, pero estoy seguro de que tampoco es del todo bueno. 

Ser diferente también me hace buscar amistades diferentes, no aquellas que anteponen su bienestar al tuyo. La amistad como el amor, se basa en el “si tu saltas, yo salto” y no necesariamente hacer cosas sin sentido, como realmente saltar de un edifico; si no me refiero a la consigna de lealtad, empatía y bienestar mutuo y no solamente propio. Así también el amor nace de uno mismo, y por ende todas las demás cosas que se hacen para poder expresar de alguna manera lo que llevas dentro; a esto se le llama iniciativa propia; amor son aquellos besos sin pedir, aquellos detalles determinantes y no determinantes al mismo tiempo; aquella sensación de que estas orgulloso de amar con quien te vienes tomando de la mano; aquella sensación de que esa persona es prioridad en ti, si sonríe tu sonríes; esa sensación singular de proteger, de mimar, de reír, de escuchar, de comprender, de respetar, de ser compañero, ser amigo, ser cómplice, ser amante… la vida me enseño que el amor nunca termina ni muere, ni existe el verdadero ni el falso amor, porque el amor no es una persona, es una fuerza, esa fuerza que mueve el mundo; ese constante que fluye en nosotros, y llegado el momento dejamos que fluya en nosotros de manera intensa cuando decidimos darlo a quien creemos que se lo merece. 

Finalmente si me pudiese describir en dos palabras serian: Complejo y espontaneo. Soy un simple chico pero quienes me rodean me hacen especial. 

 Febrero, marzo y abril del 2012

domingo, 27 de marzo de 2011

*Un Dia y Su Final*


Salí a buscar timidamente una ventana
pues hoy las puertas para mi estan cerradas
mi risa triste se callo
mi voz pequeña se quebro
no hay peor soledad cuando llora
...este silencio
...este silencio

sali a buscar la humedad de mi deseo
diez mil caricias y no fue mas que un consuelo
esta impotencia de no amar
ella apunto de estallar
yo sumergido en mi ansiedad
que no me supo esperar
el cielo inmenso en la ciudad
dos gotas secas un lugar
y esta cancion sin poderme... liberar

Si una angustia se fuera con un suspiro,
si mi respiracion
no fuera un torbellino
tal vez pudiera acariciar
otro sendero al caminar
otra razon otra verdad
que me vida al despertar
tal vez pudiera aceptar
este momento que se va
esta cancion...
y este dia...
...en su final...


Letra y Musica: Quimbando, grupo Boliviano de Trova.